Historias de éxito

Las empresas que han apostado por el
sello de certificación PEFC nos cuentan
sus historias de éxito

Blanquer: Maderas y chapas con certificación PEFC



La concienciación por la legalidad en los ámbitos y procesos en el sector de la madera, así como la creciente demanda de productos sostenibles y responsables medioambientalmente, ha llevado tanto a proveedores como a clientes a apostar, día a día, por productos certificados.

Todo esto se debe a varios motivos, entre los que podemos enumerar el despertar de la conciencia ecológica en los clientes a nivel mundial y la necesidad por parte de los gobiernos de salvaguardar los recursos naturales a través de regulaciones, normativas y cambios legislativos.

Muchas empresas se han unido a esta preocupación por parte de los gobiernos y se han vinculado a sus iniciativas para la protección de los recursos a través de la adhesión tanto a Sistemas de Diligencias Debidas (SDD) como a entidades certificadoras, las cuales a través de auditorías internas y externas establecen si dichas empresas cumplen con las regulaciones establecidas para las buenas prácticas del sector.

Maderas y Chapas Blanquer es un almacén de chapas y maderas con un surtido muy amplio de especies en stock procedentes de todo el mundo. La empresa cuenta con una amplia trayectoria en el mercado, y desde sus orígenes ha apostado por la calidad tanto en sus productos como en sus procesos. Es por ello, que en cumplimiento con las normativas vigentes y para dar un mejor servicio a sus clientes, además de estar adscrita a un Sistema de Diligencias Debidas (SDD), cuenta con múltiples certificaciones con la que poder asegurar la trazabilidad y legalidad de sus productos.
Como empresa con certificación de Cadena de Custodia PEFC, puede demostrar a sus clientes y consumidores la gestión responsable de la cadena de suministro. Es por ello que empresas del ámbito de la gestión de mantenimiento y obras públicas están confiando en Maderas y Chapas Blanquer como proveedor de madera certificada.
Los organismos públicos también están cada día más concienciados no sólo con el impacto medioambiental de las actividades que desarrollan sino también con la responsabilidad social derivada de ellos. Es por ello, que en los últimos años, se pueden ver entre los requisitos expuestos en las licitaciones públicas y de acuerdo a la legislación actual, como materias primas como la madera, deben poseer certificaciones que aseguren la legalidad de su procedencia, la gestión responsable de bosques y su sostenibilidad.

Madera PEFC para mobiliario urbano

Un ejemplo de esta apuesta por Maderas y Chapas Blanquer como proveedor, es el caso de una empresa encargada del mobiliario público. Dicha empresa ha decidido apostar tanto por un proveedor con certificación de Cadena de Custodia PEFC como por madera de Pino Insignis con dicha certificación.

La madera de Pino Insignis debido a las buenas características mecánicas que presenta dada su facilidad en el mecanizado, encolado y acabado, la convierten en una madera apta para la fabricación de muebles. Además está madera convenientemente tratada puede utilizarse para traviesas, postes o apeas de minas. Por todo ello es una gran opción como materia prima para elementos de mobiliario urbano, al mismo tiempo que cumple con los requisitos establecidos al poseer certificación PEFC.

Isabel Peralta
Departamento de Marketing

Impriarte