El sector forestal andaluz pone en valor la sostenibilidad del monte y sus productos


3 abril 2017

La Asociación Española para la Sostenibilidad Forestal, PEFC España, reunió el pasado jueves 30 de marzo a selvicultores y propietarios forestales, consultores, empresas y otros actores del sector forestal andaluz en el encuentro  “Dehesa y Monte Andaluz.  Multifuncionalidad y puesta en valor de sus productos”.

La sesión, que tuvo lugar en la sede sevillana de la Fundación Biodiversidad,  sirvió como espacio de diálogo y permitió a los asistentes exponer las diferentes acciones que están realizando para movilizar y poner en valor el monte andaluz y sus productos, así como las actuaciones para promover la gestión forestal sostenible y la certificación PEFC en la región.

Juan Luis Abian, Presidente de PEFC España, comenzó dando la bienvenida a los asistentes y remarcó la necesidad de transmitir e informar a los ciudadanos sobre las buenas prácticas que se están realizando en los montes que cuentan con el sello de certificación forestal PEFC. También señaló la importancia de los consumidores que con sus decisiones de compra, pueden ayudar a la conservación de los bosques eligiendo productos de origen forestal certificados. Continuó destacando que el sistema PEFC se adapta a las necesidades de los diferentes territorios, siendo el más implantado tanto en España como en el mundo, y apuntó que en Andalucía existen en la actualidad más de 210.000 hectáreas de monte gestionadas de forma sostenible por 162 selvicultores y propietarios forestales y 71 empresas transformadoras de productos forestales que cuentan con el certificado PEFC.

- Ver presentación de Juan Luis Abian, Presidente de PEFC España





Ana Belén Noriega, Secretaria General de PEFC España, destacó la labor que PEFC realiza en la promoción de la gestión activa y sostenible de los montes. “Tenemos que poner en valor el producto forestal y adaptarlo a los mercados de bioeconomía para llegar al consumidor final”. Añadió que PEFC es una herramienta de gestión forestal multifuncional y multiproducto que hace tangible el PIB del monte. Concluyó señalando que “El sello PEFC supone confianza, suministro seguro, reputación corporativa y posicionamiento de la empresa comprometida con el medio ambiente”.

Ignacio Oriol, Gerente de Fuente La Virgen, ofreció a los asistentes su visión como propietario privado y como ejemplo de empresa responsable productora de ibéricos procedentes de dehesas andaluzas gestionadas de forma sostenible y que cuentan con el certificado PEFC. En palabras de Oriol, una dehesa sostenible tiene que ser diversa, es compromiso de todos cuidar el medio ambiente y es necesario tener visión de futuro.  “PEFC ayuda a dar a conocer el trabajo de muchas generaciones que llevan trabajando por gestionar bien sus fincas.”, señaló. Cuando hablamos de sostenibilidad también hablamos de la gente, buenas condiciones laborales, formación y motivación.

A continuación, Raúl Mir, Técnico Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la  Junta de Andalucía, habló sobre los requisitos de sostenibilidad de las publicaciones en la Administración Pública, a través del proyecto Ecoedición, una forma innovadora de gestionar las publicaciones según principios de sostenibilidad.  Tal y como señaló Mir, ha habido un aumento muy favorable en la evolución de las publicaciones ecoeditadas. La ecoedición consiste en incorporar al proceso de edición criterios ambientales y sociales que minimicen los impactos negativos derivados de esta actividad a lo largo de todas sus fases. “Las publicaciones con sello Ecoedición incluyen en sus requisitos técnicos el origen sostenible del papel y dentro de la solvencia técnica se requiera la certificación forestal PEFC para ser adjudicatario”, afirmó. Este proyecto va dirigido tanto al sector público como al privado e implica a toda la cadena de valor del libro.

Antonio Oliva, del Departamento Comercial de  Maderas Iripo, basó su intervención en la demanda de madera certificada en la compra verde. Maderas Iripo fue la primera empresa en introducir madera como elemento natural en Doñana, apuestan por la madera local y producen 2.000m3 de madera certificada al año. Según Oliva, la Administración Pública es el principal demandante de madera certificada y apuntó que cada vez es más frecuente que en los pliegos se pida madera certificada PEFC. “Es necesario comunicar las bondades de un producto excelente como la madera” concluyó.





Los asistentes destacaron la importancia y la diferenciación de los productos procedentes de la dehesa y del monte andaluz, especialmente en el sector agroalimentario, así como la necesidad de un mayor apoyo en la comercialización de los productos certificados.   El encuentro finalizó con una degustación de productos ibéricos sostenibles con certificado PEFC.

PEFC es una organización global sin ánimo de lucro que trabaja para conservar los bosques y asegurar su mantenimiento para las  generaciones futuras. Promueve la Gestión Forestal Sostenible y el uso de productos de origen forestal con certificado de sostenibilidad. El certificado PEFC asegura que la obtención de los productos procedentes de los bosques como la  madera, el papel, el corcho o los productos alimentarios, entre otros, se realiza  de manera sostenible y se han respetado rigurosos criterios ambientales, sociales y económicos, protegiéndose las áreas forestales de importancia ecológica, mejorando la diversidad biológica, prohibiendo la conversión de los bosques y respetando los derechos de los trabajadores y la población local.