Santiago de Compostela acogió el primer curso de formación del proyecto Innova en Verde


21 diciembre 2017



 

El pasado 14 de diciembre PEFC, la Asociación Española para la Sostenibilidad Forestal, celebró en el hotel San Francisco de Santiago de Compostela el primero de los cursos del proyecto Innova en Verde, con el que ofrece formación y asesoramiento gratuitos para la mejora del empleo en el sector forestal.

El curso se dividió en dos módulos, el primero dedicado a la aplicación de los requisitos normativos de EUTR en la cadena de valor de los bosques. Dándose a conocer la normativa de aplicación sobre legalidad de la madera (Reglamento EUTR), las obligaciones, controles e inspecciones que deberán realizarse por parte de la Administración Autonómica, y elpapel de la certificación forestal PEFC para asegurar la legalidad de la madera utilizada. En el segundo módulo se habló de las buenas prácticas en la cadena de valor de los productos forestales con una especial atención a conceptos como los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, selvicultura activa, bioeconomía, economía circular del papel, construcción sostenible y las energías renovables.




 

Durante la apertura del curso, Jacobo Feijoo, Presidente de PEFC Galicia, afirmó que la certificación forestal está marcando la agenda del sector y la agenda política a demanda de la sociedad. “Así, se han modificado decretos y la legislación para incluir los criterios de sostenibilidad de la certificación”, señaló.



Marta Salvador, Directora Técnica de PEFC España explicó cómo la certificación en Cadena de Custodia PEFC incluye un Sistema de Diligencia Debida que cumple los requisitos de EUTR. “El Sistema de Diligencia Debida de PEFC es de obligado cumplimiento por las empresas certificadas”, afirmó.



 

Por su parte, Carlos González Andrés. Jefe de Servicio de Montes Vecinales en Mano Común y Estructuras Forestales de la Xunta de Galicia, se centró en los controles de la legalidad de la madera comercializada en Galicia. Señaló que todas las empresas forestales de Galicia tienen que darse de alta en el Registro de Empresas del Sector Forestal (Resfor) y comunicar anualmente a la Administración forestal la información relativa a su actividad.También apuntó que se ha designado como autoridad competente EUTR en Galicia a las siguientes direcciones generales de la Xunta de Galicia: Dirección general de Ordenación forestal, en lo que se refiere al control de las empresas que realizan aprovechamientos madereros; Dirección general de Energía y Minas, en lo que se refiere al control de las industrias de la madera y Dirección general de Comercio, en lo que se refiere al control de establecimientos de venta finales.



 

Ana Belén Noriega, Secretaria General de PEFC España, centró su presentación en cómo la Certificación Forestal PEFC da cumplimiento a los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, en especial el ODS 15 sobre Vida de ecosistemas terrestres: “Proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar los bosques de forma sostenible, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y poner freno a la pérdida de la diversidad biológica”. Noriega apuntó que según el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD), se estima un incremento de oportunidades de mercado para servicios de ecosistemas forestales de 365 billones de dólares. “Para lograr el objetivo Deforestación Neta Cero para 2020, el Consumer Goods Forum (CGF) recomienda la certificación PEFC, como mecanismo para minimizar el impacto del uso de pasta, papel y envases y evitar que procedan de fuentes conflictivas”, apuntó.



 

Francisco Dans, Director de Asociación Forestal Gallega / COSE, habló sobre selvicultura activa y bioeconomía forestal. Apuntó que Galicia cuenta con un territorio forestal de 2.040.000 hectáreas en manos de 453.040 propietarios y gestores forestales. El 40% de esta superficie tiene algún tipo de gestión forestal y cerca de 164.000 hectáreas están gestionadas de forma sostenible por 17.500 propietarios y gestores que cuentan con la certificación PEFC. Dans incidió en la importancia de promover la selvicultura activa para evitar el abandono del monte y la selvatización del territorio, incorporando a los jóvenes en la gestión del monte.



 

José Causí, Director Forestal de ASPAPEL (Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón) se centró en el sector papelero y la economía circular. Según Causí, se consumen en España 6,6 millones de toneladas de papel. El 56% de la madera que se utiliza para hacer papel cuenta con certificado forestal, el resto procede de fuentes controladas y el 55% del papel que se produce está certificado. “La tendencia de futuro en la economía circular del papel es que las materias primas que se utilizarán serán preferentemente materias primas renovables y locales”, señaló y añadió que el sector de la cadena del papel trabaja en la mejora de la gestión forestal sostenible y su certificación y el incremento del abastecimiento de madera nacional.



 

La intervención de Francisco Xavier Liñares de Salgado e Liñares arquitectos se centró en la madera en la construcción sostenible como herramienta para luchar contra el cambio climático. En los trabajos de Salgado e Liñares se busca el máximo aprovechamiento de la energía solar y el mínimo consumo energético y se prioriza la madera local. Según apuntó Liñares, la crisis hizo que se encontrara en la madera la oportunidad para salir al mercado internacional ya que es un material fácilmente exportable, además de proporcionar otros valores como la durabilidad y confort entre otros.



 

José Luis López González, Ingeniero de SERGAS (Servicio Gallego de Salud), fue el último en intervenir. Presentó el proyecto Ecospital, una iniciativa que incorpora la biomasa forestal como fuente de energía en 5 de los hospitales públicos de Galicia: Burela, Calde y Monforte en Lugo, Verín en Ourense y Barbanza en A Coruña. Para éstos 5 hospitales el consumo de biomasa se estima en más de 2.200toneladas/año, con una reducción de emisiones de CO2 de 3.030 Tm/año. “La implantación de biomasa de origen forestal como fuente de energía renovable en el Sergas, contribuye a dar mayor valor añadido a la riqueza forestal de Galicia, a la valorización de un residuo forestal y todo ello conlleva por tanto, a dinamizar el medio rural fijando población, disminuyendo también el riesgo de incendios forestales”, afirmó. Según López, a través de esta iniciativa se estima una creación neta de más de 22 empleos directos y 32 indirectos en el sector forestal, y contribuye a la limpieza y ordenación del monte sobre una superficie de más de 3.300 hectáreas.



 

Innova en Verde “Conseguir empleo y formación de calidad”
.


ACCIONES GRATUITAS COFINANCIADAS POR EL FSE