María Teresa Gandarias y la gestión forestal de sus fincas en Bizkaia

 


25 abril 2018


Las 100 hectáreas de las propiedades que gestiono yo misma en Bizkaia (Kortabaso, Mozollotegi, Astoaga, ubicadas en Zeberio) provienen de herencia familiar, por parte de mi abuelo paterno y los que gestiono junto con mi hijo por parte de la familia de mi marido. Pero no solo he recibido los terrenos, también el amor y el cariño por ellos: la preocupación o responsabilidad de cuidarlos. Desde niña he ido a estos montes de la familia acompañando a mi abuelo o a mi padre. En un principio, era como un juego, simplemente les acompañaba, pero luego he ido asumiendo la responsabilidad de su gestión. Tanto mi abuelo como mi padre me hablaban de las vistas tan bonitas, de la fauna, la flora, de cómo venían los árboles… me inculcaron el cariño por el bosque y la naturaleza a través de su gestión.

APROVECHAMIENTOS Y ESPECIES FORESTALES

La especie que cubre prácticamente toda la superficie de las fincas es Pino radiata y el objetivo principal de nuestra gestión es el aprovechamiento maderero para la industria de su transformación.

RETOS Y OPORTUNIDADES Y BENEFICIOS DE LA GESTIÓN SOSTENIBLE

Conseguir madera apta para el mercado de transformación pero sin menoscabar o influir negativamente en la propiedad ni en el espacio natural.

No solo se tienen en cuenta los metros cúbicos de madera sino otras cosas importantes como el crecimiento del monte y su evolución. Además, me gusta apreciar todo el conjunto, el monte y su contexto (salir y poder dar una vuelta en la naturaleza, disfrutar del paisaje, oxigenarse con el aire puro y disfrutar de la paz).  Como el monte no es solo madera y hay otros aspectos importantes, creo que lo bueno sería poder percibir una recompensa desde la sociedad por estos servicios.

BENEFICIOS QUE APORTA LA CERTIFICACIÓN FORESTAL PEFC

Fui de las primeras que solicitaron adherirse a la certificación de Gestión Forestal Sostenible. Desde el primer momento me pareció una idea muy interesante. Desde el punto de vista medioambiental, es importante tener el certificado porque acredita una correcta gestión y un compromiso de continuar correctamente con el bosque. Aunque en el mercado de la madera, al realizar la venta, los propietarios no nos vemos compensados suficientemente. Yo le doy mucha importancia a ese compromiso de estar adherido y continuar con la regeneración del bosque tras su aprovechamiento. Además, para poder adherirme, hice un plan de gestión. Ese plan me parece una herramienta muy útil tanto para constituir la propiedad como para saber qué, cómo y dónde ejecutar los trabajos. Yo lo utilizo constantemente. Además, recoge aspectos importantes de fauna, flora, suelo y económicos. Aquí, en Bizkaia, el hecho de tener un plan de gestión facilita el acceso a las ayudas administrativas, que ante la importancia de la labor de los gestores forestales, considero que pueden ser mejorables.

Maria Teresa Gandarias Arana

 


Mª Teresa Gandarias Arana