PEFC España

“Coloreando Bosques PEFC”

Campaña didáctico-divulgativa dirigida a los más pequeños coloreando láminas ilustradas

Estas últimas semanas han hecho reflexionar al equipo de PEFC para intentar apoyar a las familias con niños. Queremos contar con la participación de los más pequeños para superar estos días con alegría y compartir con ellos conocimientos.

Desde PEFC lanzamos “Coloreando Bosques PEFC” una campaña divulgativa con carácter didáctico para que los niños conozcan los animales de los bosques, aprendan las funciones de los bosques en el planeta y sus beneficios para el medioambiente y comprendan la labor de PEFC en su lucha contra el cambio climático. Queremos que los más pequeños se entretengan y disfruten coloreando las láminas de Emma Morales (@emmaeme_ilustra) y se sumerjan en un mundo imaginativo para amenizarles la estancia en casa.

¿Quieres unirte al universo #coloreandobosquesPEFC?

Aquí tienes las primeras láminas ilustradas para que las imprimas, calques o te inspires y las colorees como más te guste. Cuando las tengas, no te olvides de subirlas a las redes sociales con el hashtag #coloreandobosquesPEFC para que desde PEFC podamos ver todas vuestras participaciones.

¡Juntos todo es más divertido!

 

1) Imprime, calca o inspírate en la lámina ilustrada.

2) Coloréala: ¡técnica libre!

3) Sube tu lámina ilustrada a las redes sociales y utiliza el hashtag #coloreandobosquesPEFC y etiquétanos para que no nos perdamos ninguna.

4) ¡A por la siguiente lámina!

Cada semana publicaremos nuevas láminas para que la creatividad no se detenga…¡estate pendiente!


El oso pardo en nuestros bosques

La cabaña en el bosque

El arco iris y la corteza terrestre

Micología y amanitas

La Madre Tierra

El alcornoque y el corcho

 

 

El oso pardo en nuestros bosques

 

El oso pardo europeo (Ursus arctos Linn.) se extiende por muy distintos hábitats. En el territorio español se encuentra en los bosques caducifolios de hayas, robles y abedules de la Cordillera Cantábrica (Cantabria, Palencia, Asturias, León y Galicia) y en una zona forestal de los Pirineos fronteriza con Francia y Andorra. Aquí es una población amenazada que está en peligro de extinción por causas, principalmente, humanas (caza, fragmentación del hábitat y pérdida de diversidad genética). Protegiendo la biodiversidad de los bosques mediante una gestión forestal sostenible a través del Sistema de Certificación Forestal PEFC ayudamos a que el hábitat de los osos se preserve, regenere y se mantenga en el tiempo para que puedan seguir procreando y futuras generaciones puedan disfrutar de estos maravillosos animales.

Y tú ¿quieres cuidar también de los osos? Pinta la lámina para mostrarnos cómo el oso te pasearía por sus bosques.

 

 

La cabaña en el árbol

 

Las conservación y la actividad forestal ayudan a luchar contra el despoblamiento de las zonas forestales, causa principal del abandono y pérdida de los ecosistemas. Igualmente, mediante el fomento de actividades forestales sostenibles impulsadas por la certificación PEFC se ayuda a la preservación forestal fijando población y creando empleo en el medio rural.

Seguro que muchos de vosotros y vosotras habéis querido tener una cabaña en un árbol rodeada de animales y bosque. ¡Ahora es tu turno para contarnos cómo sería la tuya!

 

 

El arco iris y la corteza terrestre

 

¿Sabes qué es el arcoíris? Es un fenómeno meteorológico y óptico que se produce cuando llueve y hay rayos de luz. Las gotas de lluvia los atraviesan de forma que el haz de luz solar se descompone en el espectro visible (400-700nm) formando así un arco con 7 franjas de colores que cae sobre la superficie: violeta, añil, cien, verde, amarillo, naranja y rojo.

¿Conoces la leyenda que dice que allá donde termina el arcoíris se encuentra un tesoro? Ese tesoro no es material, sino medioambiental. Es el tesoro de la corteza terrestre, la capa más externa de La Tierra en la que se encuentra la vida del planeta. La sostenibilidad forestal ayuda a que los ciclos del agua, la regeneración del suelo o la conservación de la biodiversidad, así como el mantenimiento de las masas hídricas y forestales para sigan su flujo natural y ayuden a preservar, de manera natural, los fenómenos atmosféricos.

 

 

 

Micología y las amanitas

 

¿Has oído hablar alguna vez de la micología? Es la ciencia que estudia los hongos, unos organismos que se alimentan de materia orgánica de muy distintos orígenes y que crecen bajo el suelo formando una red de filamentos (micelio). Las setas son el órgano exterior de solo un cierto tipo de hongos, los hongos superiores, y representan así su parte visible. Crecen en entornos húmedos y sombríos y otros lugares de dichas características, siendo crucial la presencia de agua, de árboles y de otros organismos. Preservar así las áreas forestales a través de una gestión sostenible es fundamental para su desarrollo y nuestro disfrute, pues en muchos casos, las setas tienen gran interés gastronómico.

Sin embargo, existen setas de gran atractivo visual por su colorido, forma o tamaño, pero que pueden ser letales si las ingerimos. Dos de las setas más venenosas catalogadas son la Amanita Phalloides y la Amanita Muscaria. Ambas pertenecen a la familia de las Amanitaceae y presentan un aspecto muy reconocido gracias a sus apariciones en los dibujos de Los Pitufos o David, el Gnomo.

Las setas son solo un ejemplo de la gran biodiversidad que nuestros bosques albergan, por ello, es crucial mantener las actividades que ayudan, de manera responsable, a su fomento y conservación a través del componente humano, generando, de igual manera tejido económico en la zona rural.

 

 

 

Desde 2009, el 22 de Abril, se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra, declarado como tal por Naciones Unidas al existir una necesidad imperante de incluir en la agenda política medidas de protección medioambiental y desarrollo sostenible.

La Madre Tierra es el lugar donde nos albergamos: la cuna y hogar que nos protege y permite la vida de todos los seres vivos. Su cuidado y protección hacen posible que la biodiversidad se mantenga, algo que es fundamental para nuestra supervivencia. ¿Sabías lo importante que es poder gozar de diversidad biológica? La presencia de muy distintas especies ayuda al mantenimiento y desarrollo de la fauna, flora y a frenar el cambio climático. Sin embargo, ¿sabías que la biodiversidad es, también, esencial para luchar contra la propagación de enfermedades infecciosas? Esto se debe a que la diversidad genética existente en nuestro planeta dificulta la transmisión, proliferación y dispersión de los patógenos y la hace, así, indispensable para nuestra salud y la de la naturaleza.

¿Conoces qué medidas pueden ayudar a mantener la biodiversidad?

Alrededor de un millón de especies animales y plantas se encuentran en peligro de extinción, en gran medida debido a la degradación de los ecosistemas y el calentamiento global, pues las emisiones de CO2 y de otros gases de efecto invernadero hacen que la atmósfera no deje de aumentar su temperatura y sus consecuencias sean devastadoras para la naturaleza (sequía, deshielo, aumento del nivel del mar y su temperatura, obturación de la capa de ozono, etc.). Los bosques son un elemento primordial para conseguirlo, ya que absorben CO2 mediante la fotosíntesis, crean ecosistemas y asilos para las distintas especies animales, mantienen la temperatura y la humedad y ofrecen nutrientes para otros seres vivos. Igualmente, su preservación a través de la gestión forestal sostenible evita la deforestación, reduce los incendios y las plagas, fija población en las zonas rurales y, en general, pone en valor todos sus beneficios.

De igual manera, los productos procedentes de los bosques son un alternativa más limpia y respetuosa con el medio ambiente. Por ejemplo, los textiles celulósicos, frente a los sintéticos, consumen menos energía y agua en su ciclo de vida. Además, los productos de origen forestal son un recurso renovable y reciclable y tienen la cualidad de almacenar el carbono impidiéndose que se libere a la atmósfera, contribuyendo así a la lucha contra el cambio climático. Consumir productos certificados PEFC procedentes de bosques gestionados de forma sostenible, ayuda a conservar y mejora la biodiversidad de nuestro planeta en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030.

¡Te animamos a que cuides de los bosques para poder así cuidar del planeta!

 

 

 

¿De dónde viene el corcho?

El corcho es la corteza gruesa y rugosa del alcornoque (Quercus suber), un árbol de hoja perenne que, en España, crece en zonas de clima mediterráneo principalmente de Extremadura, Andalucía, Cataluña y las dos Castillas.

Para obtener el corcho se realiza un proceso conocido como descorche que tiene lugar principalmente durante los meses de Junio y Julio y a través del cual se van obteniendo planchas de corcho denominadas “panas”. La primera de ellas y la más exterior se llama bornizo y es la de menor calidad al presentar una estructura no uniforme, pues al recubrir el tronco del alcornoque y adoptar las formas irregulares de éste se agrieta. Ésta puede extraerse cuando el árbol tiene en torno a los 30-40 años de edad para repetirse el proceso, nuevamente, tras 9-14 años, cuando la corteza ha vuelto a crecer al menos 3 o 4 centímetros. Las panas que se utilizan para uso industrial son las que se descorchan posteriormente, pero no os preocupéis que no se desperdicia nada: el bornizo se emplea para productos de decoración, parquet o conglomerados.

¿Sabes cuál es el factor que determina la calidad del corcho obtenido? La porosidad. El corcho irá perdiendo calidad conforme aumente el número de poros en su estructura. ¿Serás capaz de diferenciarlo la próxima vez que tengas corcho cerca?

Así, “pelando” el alcornoque, se consigue el corcho, un material elástico, poco pesado y buen aislante sonoro que tiene distintos tipos de aprovechamiento: desde los conocidos tapones hasta revestimientos, packging, moda, etc.. Para preservar y asegurar que se ha obtenido de manera sostenible, es necesaria la certificación forestal en su gestión.

Y ya sabiendo todo esto…Prestad atención a las zonas de alcornocales para poder conocer esta tradicional tarea que promueve la labor artesanal y el empleo rural y fomenta el mantenimiento de los terrenos forestales para que futuras generaciones sigan disfrutando de ellos y de sus actividades.