Historias de éxito

Las empresas que han apostado por el
sello de certificación PEFC nos cuentan
sus historias de éxito

Agujas para tejer “Las Hidalgas”: sostenibilidad, artesanía y diseño



Made in Slow es una plataforma que nace de la necesidad de preservar y
recuperar el patrimonio y los valores tradicionales que hoy en día encuentran serias dificultades para mantener su continuidad. Nuestros objetivos son definir proyectos viables sobre las actividades tradicionales españolas basados en criterios de sostenibilidad económica, social y ambiental, difundir nuestra diversidad cultural y repercutir económicamente el consumo de los productos en el origen para mejora, recuperación y desarrollo de cada actividad sobre la que se realice un proyecto.

“Transhumance by Made in Slow” es el primero de los proyectos en el que la plataforma Made in Slow aplica esta filosofía. Lo hace a través de su lana merina trashumante para el mundo de la moda. La actividad trashumante supone uno de los últimos grandes movimientos migratorios de herbívoros de toda Europa y se encuentra en peligro de extinción. Esta pérdida no sólo afectaría a la actividad pastoril, también corren grave riesgo los más de 800 años de historia que se conservan en las cañadas, cordeles y veredas trashumantes en forma de tradición, cultura, gastronomía, folclore e incluso de un lenguaje común.

El segundo de los proyectos es “Forests by Made in Slow”. Con él se pretende conservar desde un aprovechamiento sostenible la gran riqueza de nuestros bosques gracias a la gestión forestal sostenible y comunitaria, donde una extensión geográfica de bosque pertenece a una comunidad que se encarga de su aprovechamiento y utilización para que mantenga su diversidad biológica, productividad, capacidad de regeneración y vitalidad sin dañar a otros ecosistemas y su multitud de funciones estén protegidas para generaciones presentes y futuras.

 Con este proyecto en un principio desarrollamos para la marca de knitting “Las Hidalgas” una serie de agujas, para las cuales seleccionamos los bosques de castaños centenarios de Las Médulas y Corullón en la provincia de León. Recogemos la madera resultante de las podas en el mantenimiento y limpieza de los árboles, con ella y a través de artesanos torneros de la madera damos forma a nuestras agujas de tejer contando con la colaboración de la fundación Intras para su acabado y envasado. Cada aguja, según su calibre, tiene un diseño distinto basado en las terminaciones de los antiguos husos de hilar.

Creemos en una experiencia de compra diferente, donde los protagonistas a parte del diseño y la calidad sean el valor social y ambiental del producto, por ello lo acompañamos de su trazabilidad y nos subimos al certificado PEFC. Del bosque a tus manos pasando por el buen hacer de nuestros artesanos que al realizar su trabajo de manera manual hacen que cada aguja sea diferente.

Alberto Díaz
Director y Fundador de Made in Slow

Agujas de tejer