Bosques certificados: garantías contra el cambio climático

 

3 de diciembre 2019


El jueves 5, la COP25 dedicará la jornada a estudiar el papel de los bosques ante el cambio climático. PEFC España pone a disposición de la prensa la posibilidad de entrevistar a su Secretaria General y a ingenieros expertos en Gestión Forestal Sostenible y su certificación con los que se crea un sello que garantiza a los consumidores responsables que los productos procedentes del bosque han sido producidos de forma sostenible.


IMPORTANCIA DE LOS BOSQUES ANTE LA EMERGENCIA CLIMÁTICA


A nadie se le escapa la importancia de los bosques en la lucha frente al cambio climático.  Sin embargo, la deforestación y la degradación de los bosques es la segunda causa del incremento de CO2 en la atmósfera detrás de las emisiones derivadas de los combustibles fósiles.

El proceso de industrialización (la concentración de CO2 se ha incrementado un 31% en la era industrial) y prácticas de sobreexplotación insostenibles, además de los efectos del cambio climático como la sequía -que en España se traduce en un proceso acelerado de desertificación-, inundaciones, plagas y otros fenómenos meteorológicos de gran violencia causan grandes daños a los pulmones de la tierra.

Necesitamos unos bosques sanos. Eso sólo se consigue a través de la Gestión Forestal Sostenible que permite a la naturaleza fortalecerse y a las comunidades forestales de las zonas rurales subsistir con dignidad mientras conservan para toda la humanidad un bien que no nos podemos permitir perder


La Gestión Forestal Sostenible permite al bosque realizar cuatro principales aportaciones a la vida en la Tierra:


    1. Sumidero de gases: a nivel global el 19% del dióxido de carbono se almacena en las plantas, el 81% restante en el suelo.
    2. Fuente: generan oxígeno, regulador del ciclo del agua y biodiversidad. Se estima que un kilómetro cuadrado de bosque genera mil toneladas de oxígeno al año, que una hectárea arbolada urbana produce al día el oxígeno que consumen seis personas o que un árbol de unos 20 años absorbe en un año el CO2 emitido por un vehículo que recorre de 10.000 a 20.000 kilómetros. Dos de cada tres especies animales viven en los bosques del planeta.
    3. Protección de infraestructuras y suelo. Carreteras, presas y pueblos se ven afectados por fenómenos climáticos extremos, efecto que podría atenuarse con bosques sanos.
    4. Cohesión a la población rural. Es prioritario fortalecer las comunidades forestales a través de formación de prácticas de gestión sostenible y el fomento de actividades económicas de productos madereros, o no, derivados del bosque que les permitan una vida digna.

¿ESTAMOS A TIEMPO?


El Secretario General de la ONU dijo el domingo que “el punto de no retorno está a la vista, se nos echa encima”. Tenemos que actuar de forma responsable y sin más dilación.

Hay que aprovechar que la ciudadanía ha tomado conciencia de esta urgencia y, cada vez en más número, quiere optar por un consumo responsable comprometido con el entorno. Los ciudadanos empoderados exigen sellos como el nuestro de PEFC que garantiza la trazabilidad, que los productos que consumen llegan hasta ellos a través de una gestión sostenible de los bosques.


¿VALE TODO ESTO PARA ALGO?


Estamos viendo muchas palabras y muchas acciones propuestas, plantaciones masivas. Pero no sólo de plantaciones vive el bosque. No sólo hay que plantar, luego hay que ver si los árboles viven, cuáles son sus necesidades hídricas, hay que podarlos, cuidarlos, en definitiva. Hay veces que no es necesario plantar masivamente de forma indiscriminada sino que hay que plantar algunas especies, o sólo en algunas zonas, o darle tiempo a la naturaleza a que se regenere a través de ciclos naturales y que cohabiten árboles de distintas edades.

Nuestro trabajo es comprobar qué se hace y cómo se hace, garantizar la cadena de custodia de los productos forestales, y ofrecer una certificación que acaba materializándose en un sello que ofrece a los ciudadanos la garantía, la confianza de que se encuentra ante un producto que ha sido producido y gestionado de forma sostenible. Un sello que, gracias a la creciente concienciación medioambiental, cada día demandan más los ciudadanos. Un 67% de la población encuestada por PEFC a final de 2017 cree que las etiquetas de certificación son importantes para la promoción de la gestión forestal y un 53% de los entrevistados buscan productos con etiquetas de certificación.

PEFC, la entidad de certificación forestal líder en el mundo, es una alianza de organizaciones nacionales que promueve la gestión sostenible adaptada a las necesidades locales. En el mundo 325 millones de hectáreas de bosque están gestionadas por 750.000 propietarios en conformidad con las referencias de sostenibilidad de PEFC. Esto son dos tercios de todos los bosques certificados en el planeta. Más de 20.000 empresas y organizaciones han alcanzado la certificación de la cadena de custodia PEFC.

En España, a fecha de hoy, 2.241 hectáreas están certificadas gestionadas por más de 35.000 propietarios forestales y casi 1.500 empresas han logrado el sello de la cadena de custodia PEFC que garantiza a sus clientes un consumo responsable.


Forest Facts:



Casos de éxito y proyectos:



Agenda relevante:



Contacto:


Para ampliar esta información, gestionar entrevistas o solicitar material gráfico:

Responsable de Comunicación y Marketing aracelimunoz@pefc.es 91 591 00 88
Responsable de Relaciones con los Medios luisa.cabello@pefc.es 628 180 684