PEFC España participó en Rebuild 2020 moderando la mesa redonda “Offsite Construction”

 

30 septiembre 2020

Los expertos y profesionales de la arquitectura y la construcción concluyen que la madera certificada PEFC es la alternativa sostenible en construcción y ponen en valor su perfecta adaptación al modelo de industrialización offsite.

En la última edición del evento de referencia en construcción innovadora, Rebuild, celebrado en el CCIB de Barcelona durante los días 29, 30 y 31 de septiembre, tuvo lugar el Congreso Nacional de Arquitectura Avanzada y Construcción 4.0 en el que PEFC participó, de la mano del responsable de Cadena de custodia en PEFC Catalunya, Robert Roch i Sunyé, para moderar la mesa redonda “Offsite Construction” en diálogo con Joan Casals Pañella (Socio fundador de Agora Arquitectura), Andrés Navarra Pradales (CEO de The Kiwi Homes y Vicepresidente del Offsite Construction HUB) y Begoña López Ferrer (Directora de industrialización de Urbania International). Es el primer evento presencial realizado durante el periodo de pandemia y ha recibido 4.637 visitantes, 261 ponentes, más de 100 firmas expositoras y todo un abanico de oportunidades para desarrollar nuevas estrategias constructivas.

Según David Martínez, presidente de Rebuild, el 70% de la construcción en España se destina a vivienda residencial y el sector crece muy por debajo de los índices europeos, situándose en la creación de 60.000 nuevas viviendas anuales en comparación con las 120.000 en Francia. En el acto de presentación apuntó que “existe una necesidad de hacer la construcción más rápida y más eficiente energéticamente y en costes mediante la tecnología y la industrialización de la construcción.” Por ello, Albert Planas, director general de Rebuild, concretó la planificación del evento vertebrado en cuatro ejes (industrialización offsite, nuevos materiales sostenibles, digitalización y tecnología y diseño e innovación) para englobar a todos los eslabones del sector y trabajar las líneas estratégicas y de sostenibilidad de manera eficaz.

Así, el encuentro se desarrolló bajo el claim “transformando la edificación” de forma que las propuestas de soluciones constructivas y metodologías con menor impacto ambiental fueron el foco de atención y el punto de inflexión para comenzar el recorrido hacia una construcción sostenible. En este sentido, la madera juega un papel fundamental al tratarse de un material que fomenta la descarbonización del sector reduciendo su huella de carbono. Estudios realizados por UNECE (Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa) concluyen que el empleo de madera como material estructural en lugar de hormigón o acero puede reducir en un 40% o un 30%, respectivamente, las emisiones de CO2 a la atmósfera.

En particular, en la mesa redonda “Offsite Construction”, se puso en relevancia este método de construcción innovador como alternativa para una transición ecológica en el sector constructivo, ya que se trata de un sector aún no demasiado tecnificado carente de suficiente innovación. La perspectiva revolucionaria de este método como solución medioambiental y eficiente fue el punto de mira de los ponentes. Joan Casals Pañella, mostró su proyecto “Refugio para fin de semana” como sistema de arquitectura pasiva y eficiencia energética contextualizado con el entorno a través del empleo de materiales forestales: revestimiento de corcho y paneles de madera para la estructura interior, consiguiendo así un modelo de arquitectura bioclimática en diálogo con la naturaleza. Andrés Navarra Pradales, por su parte, aportó su enfoque del modelo offsite desde el área de innovación como un cambio de paradigma y una solución constructiva 360º end to end que reduce los tiempos, la seguridad y mejora la eficiencia y el control del proceso consiguiendo a nivel global una calificación energética A. Por último, Begoña López Ferrer, especificó el plano transversal de la industrialización en la edificación 3D como clave para el impulso y la solvencia de la construcción en España hacia un sector rentable y responsable. Asimismo, incidió en la capacidad de este tipo de construcción de promover un modelo sostenible y de economía verde al responder a un proceso de industrialización que supone parámetros medioambientales menos contaminantes y de menor impacto en la parcela, por los que se consume significativamente menos agua y energía y se reducen las emisiones de carbono.

Con ello, la construcción offsite ofrece per se valores sostenibles y la madera certificada PEFC se abre camino en esta tipología constructiva demostrando su viabilidad e idoneidad para conseguir un sector en línea con las estrategias europeas de economía circular.