La gestión forestal sostenible es primordial en Castilla y León

1 de julio de 2021 Gestión Forestal Sostenible

El certificado regional de la Mesa Intersectorial de la Madera de Castilla y León renueva su vigencia durante 3 años más para seguir avalando la gestión forestal de sus montes bajo el Sistema PEFC


La Comunidad Autónoma de Castilla y León ha planificado y gestionado de manera sostenible las hectáreas de su territorio para asegurar el mantenimiento de las áreas forestales, su resiliencia frente al cambio climático y su contribución al fomento y la preservación de la biodiversidad que albergan. Para facilitar y acercar la certificación a las personas responsables de la gestión de los territorios, PEFC ofrece una modalidad de certificación denominada “certificado regional” que aglutina tanto la propiedad pública como la privada en un mismo certificado. El 98,6% de las hectáreas de monte certificado PEFC de Castilla y León se encuentran registradas bajo un certificado regional que ostenta la Mesa Intersectorial de la Madera de Castilla y León (MIMCYL) y que está coordinado por la Fundación Cesefor.

Actualmente, cuenta con 779.047ha hectáreas certificadas gestionadas por 136 selvicultores y gestores forestales, dentro de los cuales están adscritos la Junta de Castilla y León, Somacyl, varios ayuntamientos, así como otros selvicultores que gestionan sus montes privados, la mayor parte de ellos integrados en las asociaciones de Fafcyle. La entidad independiente encargada de auditar y certificar que la superficie de este certificado se gestiona de manera sostenible según del Sistema Español de Certificación Forestal PEFC es AENOR.

Desde 2007, este certificado ha ido avanzando en sostenibilidad y el pasado mes de junio ha renovado su licencia comprometiéndose otros 3 años con la gestión forestal sostenible. Este proceso de auditoría de recertificación consta de una parte documental y de otra parte presencial en la que se visitan cierto número de los montes, tanto públicos como privados, que se encuentran en el territorio del certificado, rotando cada vez entre las provincias implicadas. Esta vez la auditoría se ha realizado en los montes de Palencia y Valladolid. En Palencia, en primer lugar, se visitó el monte de Villaeles de Valdavia cuyas masas forestales predominantes son los pinares de P.pinaster, P.pinea y P.nigra y de los cuales se obtienen aprovechamientos de madera, piñas, resina, setas o caza, entre otros. En segundo lugar, las choperas de Astudillo y Villamuriel de Cerrato. En Valladolid, se recorrió el monte público de Montemayor de Pililla, un monte privado del mismo municipio. La parte pública cuenta, por un lado, con masas de pinares de piñonero con aprovechamiento de piña, de P.pinaster para la obtención de resina y zonas de encinar. En estos montes se ha conseguido la valorización de la madera procedente de podas destinadas a biomasa. La gestión de este territorio integra los roturos, tierras agrícolas muy características de la zona que en algunos casos cuentan con repoblaciones. El monte visitado de gestión privada, integrado en Asfova (Asociación forestal de Valladolid), lo cubren también pinares de piñonero tendientes a ser masa mixta con Sabinas y Quercus. Las distintas autoridades de los ayuntamientos y entidades agrupadas en el certificado regional, así como el servicio territorial de Valladolid y los agentes medioambientales acompañaron el recorrido en las superficies correspondientes, mostrando su gran interés por poner en valor la buena gestión de su territorio.

Sobre la certificación PEFC en Castilla y León

La certificación forestal PEFC en Castilla y León alcanza casi 790.000 hectáreas de monte certificado, todas ellas gestionadas por 149 selvicultores activos y propietarios forestales comprometidos con la sostenibilidad forestal. En tan solo medio año, esta Comunidad Autónoma ha registrado un incremento neto del 4,2% en su superficie forestal certificada PEFC, situándose así a la cabeza de la gestión forestal sostenible nacional, pues supone el 32% del total de superficie certificada PEFC en España.  

Además del certificado de la MIMCYL, existe un certificado individual del Organismo Autónomo Parques Nacionales Centro de Montes y Aserradero de Valsaín con 10.623 hectáreas, así como otros certificados de grupo como Cerna y Enxeñería Forestal ASEFOR, los cuales suman 185,19 ha de pequeños montes de gestión privada.  

Castilla y León mantiene su apuesta firme por la certificación forestal PEFC, ya que sirve como mecanismo de transparencia y verificación de un uso responsable y eficiente de su territorio como respuesta a las políticas europeas y a la mitigación del cambio climático. Además, genera empleo local, apoya el reto demográfico y suministra numerosos recursos naturales, renovables y de origen sostenible a sus empresas del sector forestal entre las que ya más de 102 en la comunidad cuentan con certificado de cadena de custodia para poder trazar desde el origen al consumidor final productos certificados que contribuyen a la bioeconomía. 


Memoria PEFC 2019

Contacto Comunicación

Araceli Muñoz García

Comunicación y Marketing

Sigamos en contacto

Suscríbete a nuestro boletín de noticias