Compra productos certificados PEFC

Comprar productos PEFC es comprar de forma responsable, ya que proteges nuestros bosques

Compra productos certificados PEFC

¡Puedes ayudarnos a proteger los bosques del planeta! Todo lo que tienes que hacer es elegir productos con certificación PEFC cuando compres. Especialmente cuando eliges materiales forestales en lugar de alternativas no renovables como el plástico. ¿Sabías que el 4% de toda la producción mundial de petróleo se utiliza con el único propósito de producir plásticos?

Necesitamos hacer un uso sostenible de nuestros bosques. La compra de productos forestales, como la madera o el papel, da valor al bosque, proporcionando un incentivo financiero para conservarlos.  A escala global, si no se hace un uso sostenible, equilibrado y justo, para, entre otras, las comunidades rurales, la tierra será utilizada para usos intensivos como granjas de ganado o plantaciones de soja. En nuestro país, aprovechar los montes supone protegerlos de incendios y plagas, además de mejorar la vida en entornos rurales y evitar el despoblamiento.


Los bosques con certificación PEFC se gestionan de forma que se garantiza que estarán ahí para futuras generaciones. El aprovechamiento ordenado y planificado de las masas forestales no tiene un impacto negativo en los bosques, ya que su regeneración natural o replantación están garantizadas.

Cuando compras productos con la certificación PEFC estás ayudando a frenar la deforestación, a la vez que apoyas a los selvicultores y propietarios que gestionan sus bosques de forma sostenible

Los productos con certificación PEFC provienen de bosques con la certificación PEFC que significa que han sido gestionados de forma sostenible. Son bosques que han sido auditados por expertos independientes para asegurar que se gestionan según estrictas normas nacionales e internacionales.

 Cuando compras un producto con la etiqueta PEFC, ayudas a detener la deforestación. Además, también estás apoyando a los millones de selvicultores y propietarios de bosques que cuidan y gestionan sus terrenos forestales de forma sostenible y que dependen de ellos para su sustento.

¿Qué productos puedes comprar?

Hay una gran variedad de productos con certificación PEFC disponibles a nivel nacional e internacional.  Puedes encontrarlos en todo el mundo, ¡sin importar dónde vivas!

Aquí tienes algunas ideas para la próxima vez que vayas de compras:

Artículos del hogar: Desde el papel higiénico hasta el papel de impresora, sobres y pañuelos. ¿Ir de picnic o hacer una fiesta? Los platos, vasos, servilletas y pajitas de papel pueden tener la certificación PEFC. ¿Preparando a tus hijos para la escuela? Busca lápices y cuadernos con certificación PEFC.

Muebles:  camas de madera, mesas, armarios, librerías y artículos más pequeños como marcos de fotos, utensilios de cocina y adornos. Todos pueden estar certificados PEFC.

Bricolaje: ¿Estás reformando tu casa, reemplazando tus armarios de cocina o amueblando tu jardín? Todo esto está disponible en madera certificada PEFC. Incluso si no estás haciendo el trabajo tú mismo, pídele a tu contratista que utilice madera certificada PEFC.

Biomasa forestal: astillas, briquetas y pellets procedentes de bosques gestionados de forma sostenible con certificación PEFC.

Moda: Te sorprenderá saber que mucha de la ropa que compramos hoy en día está hecha de fibras que provienen de un bosque. Comprueba la etiqueta; si está hecha de Viscosa, Modal o Lyocell, Cupro, Rayón… etc. procede de un bosque.

Iniciativa Forests for Fashion - Comprometidos con el futuro de los bosques

Productos alimentarios: En un bosque no solo hay madera, sino también productos silvestres como castañas, trufas, setas, jamón ibérico, piñones, miel, frutas silvestres, etc.

Iniciativa Sabores de Bosques Sostenibles

Envases, embalajes y bolsas de papel: No olvides que, aunque el producto que estás comprando no venga del bosque, ¡su envase puede que sí! La próxima vez que estés en el supermercado comprueba que las cajas de tus cereales o tu té favorito tengan la etiqueta PEFC.

Otros productos: abanicos, juguetes o esquís. Los hábitos de consumo y producción evolucionan y se vuelven más respetuosos con el planeta, lo que hace que cada vez sea más sencillo encontrar productos PEFC que nunca hubieras imaginado.

Ayúdanos a marcar la diferencia

La mejor manera de mantener nuestros bosques es usándolos, pero debemos hacerlo de manera sostenible. Si hay algo que puedes hacer es comprar productos con certificación PEFC. Ayúdanos a proteger nuestros bosques.