Protección de los bosques a nivel mundial y local

Un producto PEFC de cualquier país proviene siempre de un bosque gestionado de forma sostenible

Protección de los bosques

Aunque el concepto de gestión forestal sostenible es de carácter mundial, su aplicación se realiza a nivel local. Por ello, PEFC se constituye como una alianza de organizaciones nacionales de certificación para fomentar la selvicultura responsable a escala país.

Protección de los bosques

Los bosques del planeta son muy diversos, al igual que su gestión, las tradiciones locales, los aspectos culturales y espirituales, el tamaño medio de las propiedades y las estructuras de apoyo. Esta diversidad significa que la certificación forestal no se puede aplicar de la misma manera a todos los selvicultores y gestores.

El origen de un producto con certificación PEFC siempre va a ser un bosque gestionado de forma sostenible, no importa de qué país proceda

Por eso, PEFC no establece una única norma internacional que todos los selvicultores y gestores forestales deban seguir para lograr la certificación. En su lugar, trabajamos a través de sistemas nacionales de certificación forestal, lo que permite a los países adaptar sus requisitos de gestión forestal sostenible a sus ecosistemas forestales específicos, al marco jurídico y administrativo, al contexto sociocultural y a otros factores relevantes.

PEFC Exige que todas las partes interesadas participen en la elaboración de un sistema nacional. Esto significa que participen en definir qué significa la gestión forestal sostenible en su país y cuál es la mejor manera de aplicarla localmente. El hecho de que haya diferentes partes interesadas también evita que un único interés domine el proceso, ya que es necesario que todas las partes se pongan de acuerdo sobre los requisitos finales.

Superando los requisitos internacionales

Si bien las partes interesadas desarrollan sus sistemas nacionales a escala nacional, todos deben cumplir con los requisitos internacionales. Éstos establecen estrictas normas sobre lo que debe estar cubierto por las normas nacionales, pero también sobre lo que debe hacerse durante el proceso de desarrollo de las mismas. 

Por tanto, cuando compras un producto con certificación PEFC, no importa de qué país proceda, su origen siempre va a ser un bosque gestionado según las normas de sostenibilidad más estrictas.

Aún más, muchos sistemas nacionales superan los requisitos internacionales, yendo incluso más allá para incluir requisitos adicionales relevantes a escala nacional.

Aprobación y reconocimiento mutuo

¿Cómo sabemos que un sistema nacional de certificación forestal cumple con los requisitos internacionales? Mediante el reconocimiento del sistema.

El reconocimiento mutuo es nuestro proceso para asegurar que los sistemas nacionales de certificación forestal cumplen con los requisitos internacionales. Es tan importante para nuestra organización, que lo recoge en su nombre original en Inglés: Programa para el Reconocimiento de la Certificación Forestal (Programme for the Endorsement of Forest Certification).

Una vez desarrollados, los sistemas nacionales pasan por un riguroso proceso de evaluación que dura alrededor de nueve meses. Para asegurar que el proceso es independiente, la evaluación es realizada por una tercera parte independiente y no por PEFC. Los sistemas que completan este proceso con éxito se convierten en "sistemas reconocidos PEFC".

En términos prácticos, esto significa que los productos forestales certificados por un sistema nacional reconocido por PEFC se consideran certificados en cualquier parte del mundo y pueden por tanto llevar la etiqueta PEFC