¿Qué es la certificación forestal?

Un mecanismo para promover la gestión forestal sostenible y garantizar que los productos proceden de bosques gestionados correctamente

¿Qué es la certificación forestal?

La certificación forestal es una herramienta voluntaria de validación, que se aplica mediante dos procesos separados pero vinculados entre sí: la certificación de gestión forestal sostenible y la certificación de cadena de custodia.

La certificación de gestión forestal sostenible garantiza que los bosques se gestionan conforme a unos exigentes requisitos ambientales, sociales y económicos.

La certificación de la cadena de custodia hace un seguimiento de los productos forestales desde los bosques gestionados de forma sostenible hasta el producto final. Garantiza un control exhaustivo de la trazabilidad en cada paso de la cadena de suministro mediante auditorías independientes asegurando que se excluyen los materiales de origen no sostenible y  que se cumplen los requisitos sociales y laborales

¿Por qué necesitamos la certificación?

La certificación forestal es crucial para evidenciar la gestión sostenible de los bosques. Permite a los selvicultores y gestores forestales demostrar que las prácticas que aplican en sus bosques son sostenibles para satisfacer nuestras necesidades y las de las generaciones futuras.

Al permitir la elección de productos de origen sostenible a consumidores y empresas , se recompensa a los selvicultores activos y gestores forestales. De este modo, se incentiva a aquellos que todavía no están certificados para que lo hagan, potenciando así la gestión sostenible de los bosques.

Cada vez hay más países que requieren la certificación forestal en sus políticas de compra y contratación de servicios públicos.

La certificación PEFC aumenta el valor de los bosques al fomentar la confianza de los consumidores y, por lo tanto, crear una demanda de productos forestales. Esta es una de las mejores formas de mantener los bosques, ya que evita que sean talados para usos alternativos de la tierra.

La certificación forestal es un requisito previo cada vez más demandado en los negocios. Además, ha aumentado la demanda de los materiales forestales certificados en las políticas de compras de todo el mundo.


Un poco de historia

La certificación forestal surgió por primera vez en respuesta a las preocupaciones sobre la preservación de los bosques del mundo. Se desarrolló como resultado de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo (CNUMAD) de 1992 en Brasil, que definió el "desarrollo sostenible" como un objetivo común del desarrollo humano.

Los bosques son esenciales para el desarrollo económico y el mantenimiento de todas las formas de vida" (Preámbulo de los Principios Forestales, documento resultante del CNUMAD)

Sin embargo, los gobiernos no se pusieron de acuerdo sobre los detalles de la gestión forestal sostenible, por lo que la certificación forestal surgió como un proceso y un mecanismo para reunir a los agentes implicados y definir los requisitos referentes a la gestión sostenible de los bosques.

PEFC fue fundado en 1999 en respuesta a la demanda de los selvicultores y gestores de bosques familiares y de pequeñas superficies que sentían la necesidad de avalar de forma independiente la buena gestión de sus bosques ante la sociedad. 

Desde entonces, hemos crecido hasta convertirnos en el mayor sistema de certificación forestal del mundo y el sistema de certificación preferido por los selvicultores y gestores de pequeñas extensiones forestales.



Sigamos en contacto

Suscríbete a nuestro boletín de noticias