¿Qué es la gestión forestal sostenible?

Crea resultados que son socialmente justos, cuidadosos con el medio ambiente y económicamente viables

¿Qué es la gestión forestal sostenible?

"La administración y uso de los bosques y terrenos forestales en una manera, y a un ritmo, que mantenga su biodiversidad y su potencial para cumplir, ahora y en el futuro con las funciones pertinentes en materia social, económica y ecológica a nivel global, nacional y local, y que no cause daños a otros ecosistemas". Forest Europe y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)

Dada la importancia de los bosques para el planeta, la gestión forestal sostenible es esencial para garantizar que las demandas de la sociedad no comprometan los recursos futuros. La gestión forestal sostenible ofrece un enfoque holístico para garantizar que las actividades forestales aporten beneficios sociales, ambientales y económicos, y mejoren las funciones de los bosques en la actualidad y en el futuro. La certificación forestal  es la herramienta para demostrarlo y para conectar al consumidor con el origen sostenible de los productos.

Los tres pilares de la sostenibilidad

La gestión sostenible de los bosques crea resultados que son socialmente justos, ambientalmente responsables y económicamente viables: los tres pilares de la sostenibilidad.

No podemos separar, compartimentar o abordar individualmente estos pilares. Si falta un pilar no podremos proteger nuestros bosques.  Las comunidades que dependen de ellos y las economías rurales no podrán prosperar, la tala ilegal no se reducirá y no se aprovecharán las oportunidades de desarrollo.

¿Qué implica esto sobre el terreno?

Los bosques de nuestro planeta son muy diversos, desde las selvas tropicales en América del Sur a los bosques boreales en Canadá, los bosques templados y mediterráneos de Europa y los hayedos, pinares, alcornocales, choperas, robledales, hayedos, sabinares o la dehesa en España.

Hay muchas maneras de gestionar los bosques de forma sostenible en el mundo. Del mismo modo, su gestión también cambia según las tradiciones locales, los aspectos culturales y espirituales, el tamaño medio de la propiedad o la existencia de estructuras de apoyo como las asociaciones de selvicultores y propietarios forestales.

En PEFC nos aseguramos de que los requisitos nacionales de gestión forestal sostenible se adapten siempre a las necesidades y realidades de los ecosistemas forestales, el marco jurídico y administrativo, el contexto sociocultural y otros factores locales.

Sin embargo, todos los sistemas nacionales de gestión forestal sostenible deben incluir los siguientes elementos para ser PEFC:

  • Mantenimiento, conservación y mejora de la biodiversidad de los ecosistemas
  • Protección de zonas forestales de importancia ecológica
  • Prohibición de conversiones forestales
  • Reconocimiento del consentimiento libre, previo e informado de los pueblos indígenas
  • Promoción de la igualdad de género y compromiso con la igualdad de trato de los trabajadores
  • Promoción de la salud y el bienestar de las comunidades forestales
  • Respeto de los derechos humanos en los trabajos forestales
  • Respeto a las múltiples funciones de los bosques para la sociedad
  • Disposiciones para la consulta con la población local, las comunidades y otros interesados
  • Respeto de los derechos de propiedad y de tenencia de la tierra, así como de los derechos consuetudinarios y tradicionales
  • Cumplimiento de todos los convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo sobre los Derechos de los Trabajadores
  • Prohibición de los organismos genéticamente modificados (OGM) y de los productos químicos peligrosos
  • Exclusión de la certificación de plantaciones establecidas por conversiones, incluidas las conversiones de tierras no forestales de importancia ecológica (por ejemplo, turberas)
  • Aplicación de prácticas positivas para el clima, como la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en las operaciones forestales